Oráculos: el mundo real entra en Bitcoin

Oraculos
Foto: Mattys Flicks, CC BY 2.0, (Not changes made)

Bitcoin permite hacer magia con el dinero. Porque Bitcoin no es solo dinero en Internet que permite las transferencias peer-to-peer a nivel global de manera casi instantánea. Bitcoin es además dinero programable. Y Bitcoin permite además la transferencia de valor digitalmente. Ese valor puede ser un billete de diez euros, o un activo como un barco o una casa. La propiedad de cualquier forma de activo de valor puede anotarse en la blockchain de Bitcoin. Si a esto le unimos la facilidad de transferencia, podemos pensar en la siguiente evolución natural: Bitcoin permite realizar contratos inteligentes.

Un contrato inteligente es un acuerdo entre dos o más entidades -personas o máquinas-  que permite la creación de términos condicionales o cláusulas ( Si pasa esto, entonces esto) y permite que éstas se ejecuten de forma autónoma. Con el desarrollo de estas aplicaciones, la cadena de bloques de Bitcoin puede convertirse en un sistema de creación de contratos programables entre dos o más partes. Y existen ya varios proyectos y empresas del ecosistema que trabajan en esta dirección, entre ellos Coinffeine, que permite que dos personas puedan intercambiar euros por bitcoins gracias a los contratos inteligentes, u Oraclize, la empresa italiana que ofrece servicios basados en contratos inteligentes y que, siguiendo los pasos de Coinffeine, se constituyó usando bitcoins como capital social.

 

El mundo real en Bitcoin Scripting

El lenguaje en el que estos contratos se escriben no es español ni inglés, sino un lenguaje llamado Bitcoin Scripting que tiene algunas peculiaridades, como que no es posible crear cláusulas que hagan referencia a condiciones externas. Esta limitación de los contratos inteligentes es en parte subsanada por un mecanismo conocido como oráculo, a costa de confiar en un tercero, y es el encargado de posibilitar que un contrato inteligente incorpore cláusulas como “solo si el Real Madrid gana X partido” o “solo si la cotización del petróleo supera X valor en X índice”. Este mecanismo hace posible que el pago de una transacción se ejecute solo si una condición externa se cumple. Este instrumento que conocemos como Oráculo permite, por tanto, validar cláusulas que hacen referencia a información externa. Son la tercera parte digital que verifica y ejecuta determinados términos del contrato. Podríamos decir que es como un notario que tiene capacidad para juzgar y verificar si se cumplen ciertas condiciones del mundo exterior, pero no puede tocar el dinero.

 

Oráculos y transferencias Bitcoin reversibles

El término oráculo fue originalmente acuñado por Alan Turing y ha sido adaptado a Bitcoin por Mike Hearn. Los servidores de oráculos son compañías que proveen scripts de programación a través de los cuales podemos definir una lógica para que su servicio la valide, permitiendo así que gastemos el dinero como hemos convenido. Gracias a los oráculos podemos conseguir que una transacción se ejecute solamente si determinada condición externa se cumple y definir condiciones para los casos en los que no se cumpla. Es decir, además los oráculos podrían hacer que las transferencias Bitcoin sean reversibles. Es por todos conocido que las transacciones con la criptomoneda son irreversibles, pero si el dinero se compromete en un contrato inteligente en lugar de en una transacción corriente, podemos hacer realidad cualquier supuesto.

Para poner un ejemplo, imagina que compras unas gafas de sol por Internet y acuerdas con el comercio en el que las compras que no recibirá tu dinero hasta que se confirme que tú has recibido el paquete con las gafas de sol. Para ello, en lugar de enviarle el dinero directamente al vendedor lo comprometes en un contrato inteligente. Una vez hecho esto el vendedor puede estar seguro que vas a pagarle porque él mismo puede comprobar que el dinero está comprometido, se encuentra bloqueado en un contrato inteligente en espera de que la empresa de mensajería confirme que el paquete ha sido entregado  mediante la sección de consulta de entregas en su página web. Cuando la aplicación de la empresa de envíos confirma que tú has recibido el paquete, el vendedor puede pedirle al oráculo que lo verifique y firme la transacción. Automáticamente la transacción del pago que estaba bloqueada, queda liberada y minutos después el vendedor recibe el dinero que pagaste por tus gafas de sol.

Lo interesante de este mecanismo es que un tercero de confianza, el oráculo, ha podido autorizar el pago, pero no es necesario que disponga de los fondos en custodia: el oráculo no toca el dinero.

Cuando Bitcoin se combina con información del mundo real es cuando “comienzan a ponerse realmente interesantes las cosas”, afirmaba Gavin Andresen en un análisis de este tema. Habrá que ver cómo avanzan los proyectos de oráculos en el ecosistema, pero de momento, van en buena dirección. Y parece que no hay vuelta atrás.

¡Esto se pone interesante!

—-

  • Hace más de un año, en febrero 2014, hablaba de los oráculos y mucho más en la charla titulada “El Protocolo Bitcoin para desarrolladores”, en la T3chFest.
  • Oraclize (actualmente en Beta) ofrece servicios basados en contratos inteligentes y facilitará que se lleven a cabo transacciones Bitcoin en base a acontecimientos verificables de la vida real haciendo uso de servicios de terceros que ya actuaban como oráculos como WolframAlpha o Football API, para enlazarlos a las transferencias Bitcoin de los contratos.
Oráculos: el mundo real entra en Bitcoin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s